CALICIVIROSIS FELINA O CVF

El calicivirus felino (CVF) es un virus de la familia caliciviridae, que afecta, sobre todo, a las vías respiratorias altas, aunque también causa infección a nivel de la conjuntiva ocular y aparato digestivo.  

Los CVF son sumamente variables y mutan continuamente por lo que existen numerosas variantes que presentan un amplio espectro de virulencia. Recientemente se han descrito cepas muy virulentas que pueden causar cuadros sistémicos muy graves (VS-FCV)

 Entre sus signos clínicos habituales se encuentran:

  • Secreción nasal
  • Dificultades respiratorias
  • Conjuntivitis
  • Gingivitis y estomatitis
  • Úlceras en la boca

En casos de diseminación sistémica, puede ocurrir artritis y/o cojera

A veces, el CVF puede confundirse con el HVF (herpes virus felino) ya que ambos se relacionan con la “rinitis felina”, que es un síndrome que se caracteriza por infecciones oculares (conjuntivitis, secreción), secreción nasal e inflamación y úlceras de la boca.

TRANSMISIÓN

Se transmite por contacto directo entre gatos a través de las secreciones nasales, lágrimas y saliva. También se puede producir la infección indirecta a través del medio ambiente o a través de material contaminado (ejemplo: cuencos de comida o bebederos)

Los gatos infectados eliminan el virus a través de las secreciones orales, oculares y nasales durante semanas. Algunos pueden convertirse en portadores crónicos, es decir, permanecen asintomáticos, pero expulsan el virus a través de sus secreciones, actuando como fuente de contagio.

Debido a su facilidad de transmisión, cualquier gato es susceptible a la infección por CVF, aunque los gatos que viven en refugios y protectores tienen un mayor riesgo de contraerlo.

El calicivirus felino no puede contagiarse de gatos a personas y tampoco de gatos a perros u otras especies domésticas.

TRATAMIENTO

La única opción es dar tratamiento de soporte en función de las manifestaciones clínicas concretas que presente cada paciente

Analgésicos y antiinflamatorios en procesos que cursen con mucho dolor como las úlceras orales, mucolíticos en casos de secreciones nasales, antibioterapia en casos de neumonía, conjuntivitis o gingivoestomatitis, manejo nutricional e hidratación…

En Petia contamos con “Salud Gingival”, un alimento complementario indicado como coadyuvante en tratamientos de calicivirosis felina y en casos de difícil cicatrización.

¿VACUNACIÓN?

Todos los gatos sanos deben vacunarse contra CVF (es el único tratamiento preventivo). Este hecho reduce considerablemente las probabilidades de contraer la enfermedad, aunque si bien es cierto, que no asegura al 100% el no contraerla.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *