Importancia de la hidratación en gatos

La importancia de la hidratación en gatos: consejos y trucos

La hidratación en gatos es un factor crucial para su salud y bienestar. Debes tener en cuenta que el agua es muy importante en el día a día de tu gato, ya que tiene un papel esencial en todas las funciones fisiológicas de su organismo, además de transportar los nutrientes, lubricar tejidos y diluir la orina, lo que puede proteger a tu felino de la formación de cálculos urinarios u otras enfermedades. 

En este artículo te contamos por qué es importante mantener a tu gato hidratado y cómo puedes asegurarte de que tu felino consuma la cantidad de agua necesaria para cada día, así como los signos de deshidratación. Recuerda que si tu gato experimenta alguno de estos síntomas, debes consultarlo con tu veterinario. 

¿Por qué es importante la hidratación en gatos?

La hidratación en gatos es un aspecto muy importante entre los cuidados que debes ofrecerle a tu peludito, porque favorece el buen funcionamiento de sus órganos vitales, particularmente los riñones. Además, el agua puede ayudar a regular la temperatura corporal de tu gato, a digerir la comida, a eliminar desechos y a absorber nutrientes. Una hidratación correcta también puede evitar problemas de salud, tales como las infecciones urinarias o los cálculos en el riñón, que suelen ser frecuentes en gatos. 

  1. Cuidado de la función renal y urinaria

Los gatos poseen una alta concentración de orina, lo que les ayuda a conservar agua en su cuerpo, pero al mismo tiempo esto puede poner en peligro sus riñones. Por ello, es importante ofrecerle el agua necesaria para favorecer el proceso de diluir la orina. Esto puede reducir el riesgo de cristales y piedras urinarias en sus riñones. Para un cuidado más minucioso también puedes ofrecerle a tu gato suplementos nutricionales como Detoxipet, de Petia, que actúa como apoyo en los procesos de detoxificación hepática y renal del organismo y en la protección del sistema digestivo.

  1. Salud de la piel y el pelaje

Si tu gato está bien hidratado tendrá una piel más elástica y un pelaje más brillante. La deshidratación puede suponer que la piel sea más frágil y por lo tanto más propensa a tener heridas. Además su pelaje se verá más opaco y débil. Además, si lo que quieres es cuidar rigurosamente el pelaje y piel de tu gato debes utilizar un champú especial para gatos y tener en cuenta su época de muda.

  1. Prevención de la obesidad

El agua ayudará a tu gato a tener un buen metabolismo. Los gatos a menudo confunden la sed con el hambre, por lo que un gato bien hidratado es menos propenso a comer en exceso y, por lo tanto, menos propenso a desarrollar obesidad.

¿Cómo saber si tu gato está bien hidratado?

Los gatos suelen beber agua en pequeñas cantidades a lo largo del día y de forma independiente y discreta, a no ser que demande agua de alguna fuente concreta. Por eso, puede ser difícil saber cuánta agua está consumiendo tu gato y si está bien hidratado. Aquí te mostramos alguna señal de que tu gato está bebiendo el agua necesaria:

  • Orina de color claro y en cantidad adecuada
  • Piel elástica: si pellizcas suavemente la piel del lomo, debe volver a su lugar rápidamente
  • Encías húmedas y sin pegajosidad
  • Actividad normal y buen apetito

Consejos para fomentar la hidratación en gatos

A continuación, te presentamos algunos consejos para ayudar a tu gato a mantenerse hidratado:

  1. Ofrécele agua fresca y limpia

Asegúrate de que tu gato tenga siempre disponible agua fresca y limpia. Cambia el agua de su tazón al menos una vez al día y limpia el tazón con regularidad para evitar la formación de bacterias. Además, puedes abrir el grifo varias veces al día para que beba directamente de ahí. 

  1. Utiliza más de un tazón de agua

Distribuye varios tazones de agua en diferentes lugares de la casa para animar a tu gato a beber más a menudo. Acuérdate de ponerlos a su alcance y cambiarlos regularmente. 

Gato naranja bebiendo de un tazón

  1. Considera una fuente de agua para gatos

Muchos gatos prefieren beber agua en movimiento. Una fuente para gatos puede ser una excelente alternativa para fomentar la hidratación de tu gato, ya que el agua circulante es más atractiva, está siempre limpia y se mantiene fresca.

  1. Mezcla agua con la comida

Si tu gato come comida húmeda, puedes añadir un poco de agua para aumentar su ingesta de líquidos. Si prefieres la comida seca, considera cambiar a una dieta húmeda o mezclar los dos tipos de comida.

  1. Ofrece hielo o comida congelada

Algunos gatos disfrutan jugando con cubitos de hielo o comiendo comida húmeda congelada, especialmente durante los meses más cálidos para así regular su temperatura corporal. 

  1. Monitorea la ingesta de agua

Presta atención a la cantidad de agua que bebe tu gato y cuántas veces al día se acerca a su bebedero. Si notas un cambio en sus hábitos de bebida, podría ser una señal de alerta de un problema de salud.

Gato bebiendo de un bebedero

Trucos para mantener una buena hidratación en gatos

Además de los consejos mencionados anteriormente, te damos algunos trucos que pueden ayudar a mantener a tu gato hidratado:

  • Juega con el agua

Haz que la hora de beber agua sea divertida. Juega con tu gato cerca del tazón de agua para asociar el área con actividades positivas.

  • Coloca tazones en lugares estratégicos

Coloca los tazones de agua cerca de lugares donde tu gato pasa mucho tiempo, como su cama o lugares de descanso favoritos.

  • Varía los tazones

Algunos gatos pueden tener preferencias en cuanto al tamaño y el material del tazón. Prueba con diferentes tipos para ver cuál prefiere tu gato: vasos, tazones, tazas, fuentes, etc. 

¿Cuánta agua deben beber los gatos?

La cantidad de agua que un gato debe consumir puede variar dependiendo de su dieta, nivel de actividad, edad y estado de salud. En general, un gato necesita aproximadamente 60 ml de agua por kilo de peso corporal al día. Esto significa que un gato de 4 kilos debería consumir alrededor de 240 ml de agua diariamente.

gato gris bebiendo de una fuente

Signos de deshidratación en gatos

Debes prestar atención a los signos de deshidratación en gatos, que pueden incluir:

  • Letargo o depresión
  • Apatía y falta de apetito
  • Disminución de la elasticidad de la piel
  • Encías secas y pegajosas
  • Menor frecuencia y cantidad de orina
  • Ojos hundidos

Si observas estos síntomas, es importante que lleves a tu gato al veterinario lo antes posible.

¡Recuerda!

Mantener a tu gato hidratado es fundamental para garantizar su salud y bienestar. Con estos consejos y trucos puedes ayudar a tu gato a mantener un nivel adecuado de hidratación y prevenir posibles problemas de salud relacionados con la deshidratación. Recuerda, si tienes alguna inquietud sobre la hidratación de tu gato, no dudes en consultar con un veterinario.

Post tags :

Compartir :

Buscar

Buscar

Entradas Recientes

Categorías

15% de descuento en tu primer pedido*

Únete y descubre cómo mejorar el día a día de tu mejor amigo

15% de descuento en tu primer pedido

¿QUIERES ESTAR AL DÍA DE TODAS NUESTRAS PROMOCIONES?

Suscríbete a nuestro boletín de noticias