qué es la Leishmaniosis en perros

Leishmaniosis en perros: características y tratamiento

La leishmaniosis en perros es una enfermedad infecciosa provocada por un parásito llamado Leishmania. Es una enfermedad seria que puede tener consecuencias graves para tu perro si no se trata adecuadamente. Por ello, debes darle los cuidados y tratamiento adecuados para que pueda tener una vida sana y feliz.

En este artículo, profundizamos en las características de la leishmaniosis canina y te ofrecemos recomendaciones para su tratamiento y prevención. De todas formas, es importante que acudas al veterinario si tu mejor amigo canino presenta los síntomas que se enumeran en este artículo. 

¿Qué es la leishmaniosis canina?

La leishmaniosis en perros es una enfermedad causada por un parásito protozoario de la especie Leishmania infantum. Dicho parásito se transmite a través de la picadura de insectos flebotomos, generalmente conocidos como “moscas de arena”. Estos insectos se hallan sobre todo en territorios con climas cálidos y húmedos, lo que significa que la leishmaniosis es endémica en varios países del mundo, incluyendo España.

Ciclo de transmisión de la leishmaniosis

El ciclo de vida de la leishmaniosis comienza cuando el flebotomo infectado pica a tu perro, transfiriendo los parásitos a su sangre. Una vez dentro de su organismo, los parásitos se multiplican durante semanas o meses, y pueden infectar a distintos órganos, causando una variedad de síntomas que pueden ser difíciles de asociar con esta enfermedad si no realizas un seguimiento a tu peludito, con revisiones frecuentes en el veterinario. 

Síntomas de la leishmaniosis canina

Los síntomas de la leishmaniosis en perros pueden variar de un perro a otro y, en algunos casos, pueden tardar meses o años en manifestarse, después de la infección inicial. Entre los síntomas más comunes se encuentran:

  • Pérdida de peso
  • Apatía y debilidad
  • Lesiones en la piel, úlceras y caída del pelo
  • Crecimiento excesivo de las uñas
  • Anemia
  • Insuficiencia renal
  • Fiebre
  • Inflamación de los ganglios linfáticos

Debes tener en cuenta que no todos los perros infectados presentan síntomas de leishmaniosis. Algunos pueden ser portadores asintomáticos y seguir transmitiendo el parásito a otros perros.

Perro en revisión del veterinario

Diagnóstico de la leishmaniosis en perros

Para diagnosticar la leishmaniosis en perros, los veterinarios realizan análisis de sangre para identificar la presencia de anticuerpos contra el parásito o su ADN. Estas pruebas son cruciales para detectar esta enfermedad, sobre todo en perros que no manifiestan síntomas. Por ello, es fundamental que realices revisiones periódicas en el veterinario en las que se tomen muestras de sangre de tu amigo canino. 

Tratamiento de la leishmaniosis en perros

El tratamiento de la leishmaniosis en perros debe ser recetado y supervisado por un veterinario o veterinaria. Aunque esta enfermedad no tiene cura, ofrecerle a tu perro un tratamiento adecuado a sus necesidades puede controlar los síntomas y el dolor, y mejorar la calidad de vida de tu peludito.

  1. Medicamentos recetados por un profesional veterinario 

Los fármacos más utilizados para tratar la leishmaniosis en perros suelen ser el antimoniato de meglumina y el alopurinol. Estos medicamentos pueden ayudar a controlar la infección y a reducir la carga de parásitos en su organismo. La duración del tratamiento puede variar dependiendo de la gravedad de la enfermedad y la respuesta de tu perro al tratamiento.

leishmaniosis en perros petia cuidados

  1. Cuidados complementarios

Además de los fármacos, es importante brindarle a tu perro cuidados complementarios como una dieta adecuada, protección contra insectos (para que no pueda transmitir la infección a otro perro si le pica un flebotomo) y un monitoreo regular del estado de su salud. Los suplementos nutricionales y el cuidado de la piel también pueden ser parte del tratamiento. 

Alimentos complementarios como los de Petia, en formato Softchew son ideales para que tu perro disfrute mientras cuidas de su salud, ya que son de alta palatabilidad y fáciles de digerir. Para el cuidado de la piel, Dermipet Supra puede ser una opción muy eficaz, ya que potencia la elasticidad de su piel y su cuidado. 

Perro comiendo en el parque

Prevención de la leishmaniosis en perros

La prevención es fundamental para proteger a tu perro de la leishmaniosis, especialmente en áreas donde la enfermedad es endémica. Te damos algunas recomendaciones que debes tener en cuenta para que tu perro esté seguro y tú también puedas pasearlo con total tranquilidad:

  1. Utiliza repelentes

El uso de repelentes especiales para perros puede ayudar a evitar las picaduras de los flebótomos. Estos repelentes pueden estar disponibles en diferentes formatos: collares, pipetas o incluso sprays. Utiliza el tipo de repelente que mejor se adapte a la comodidad de tu mejor amigo de cuatro patas. 

  1. Vacuna a tu perro

Existe una vacuna contra la leishmaniosis en perros que puede ayudar a reducir el riesgo de infección. La decisión de vacunar a tu perro debe ser tomada en consulta con el veterinario, quien considerará factores como la ubicación geográfica y el nivel de exposición al parásito, así como el nivel de salud general de tu peludito. 

  1. Controla el ambiente

El control de los flebotomos en el entorno es otra medida importante. Para ello, puedes utilizar insecticidas y eliminar espacios o zonas en las que los insectos puedan criarse, como charcos de agua y basura acumulada.

Impacto de la leishmaniosis en la salud de tu perro

A largo plazo, la leishmaniosis puede tener un impacto importante en la salud general de tu perro. Esta enfermedad puede causar daño renal crónico y acabar en una insuficiencia renal. Por eso, es de gran relevancia que la detección de la enfermedad sea temprana. Además, debes afrontar esta enfermedad con rigurosidad y manejarla de forma estricta. Las revisiones regulares en el veterinario y un seguimiento frecuente de la salud de tu perro pueden ser vitales en el desarrollo de esta enfermedad. 

Sin embargo, a pesar de la gravedad de la leishmaniosis y de que no tiene cura, muchos perros pueden llevar una vida relativamente normal con el tratamiento adecuado. Existen numerosos casos en los que tras un buen tratamiento los perros logran mantenerse activos y ser felices durante años. 

Perro feliz en el parque

¡Recuerda!

La leishmaniosis en perros es una enfermedad que puede ser muy grave, por lo que requiere una atención muy cuidadosa. Conocer las características de esta enfermedad y seguir las recomendaciones de los veterinarios en cuanto a tratamiento y prevención es fundamental para proteger la salud de tu compañero canino. Con el enfoque adecuado, los perros con leishmaniosis pueden tener una buena calidad de vida y seguir siendo miembros felices y activos de la familia.

Recuerda que la clave está en la prevención, la vigilancia constante y el tratamiento temprano. Si vives en una zona de riesgo, consulta con tu veterinario las mejores opciones para proteger a tu perro contra la leishmaniosis, como puede ser la vacuna. 

Post tags :

Compartir :

Buscar

Buscar

Entradas Recientes

Categorías

15% de descuento en tu primer pedido*

Únete y descubre cómo mejorar el día a día de tu mejor amigo

15% de descuento en tu primer pedido

¿QUIERES ESTAR AL DÍA DE TODAS NUESTRAS PROMOCIONES?

Suscríbete a nuestro boletín de noticias